“I dont wanna marry her”

Por niñas hostigosas como esta, es que los hombres en su adultez, le temen al matrimonio. Jajaja, es una muy divertida confrontación que me recuerda a alguien, jajaja.

Advertisements

Sobre la Salud, las EPS’s y otros demonios.

Imagen

 

Después de tanto escuchar a la gente quejarse por el paupérrimo sistema de salud en Colombia, decidí hacer una cita por mi EPS y comprobarlo en persona. Digamos que me fui al mejor estilo de “Crónicas RCN” a hacer un reportaje investigativo. #OkNo, a quién quiero engañar? Tuve que pedir, como el resto de los mortales, una cita médica por la EPS porque en este país, tener Medicina Prepagada se sale de cualquier presupuesto y en mi caso, salió hace unos 3 años. 

En fin, la cosa es que yo venía de otra EPS, Sanitas, por ahorrarme unos pesos con la prepagada que tenía antes, Colsanitas y con la que me fue muy bien mientras viví en Cali. Pero, cuando regresé a vivir a mi pequeña ciudad de origen en el Valle del Cauca y ver que la prepagada aquí no goazaba de gran acogida entre el grupo de médicos, renuncié a ella. De todas maneras, soy una mujer sana y el dinero invertido en una prepagada me serviría más para cubrir los gastos de mi hija, quien a sus cortos 2 años de vida perdió a su papá. Y bueno, durante 2 años, digamos que no había tenido mayor necesidad de usar el servicio de salud, pero cuando lo necesité me di cuenta que en Sanitas, la EPS de Colsanitas, el servicio es de lo peorcito. Se demoran eternidades en darte una cita médica y cuando vas a ella, te la cancelan. Me sucedió 3 veces, sin exagerar y por eso decidí cambiar de EPS.

Le consulté a mis compañeras de oficina y todas estuvieron de acuerdo en decirme que Coomeva EPS estaba bien, si se puede calificar de esa manera. Y bien, el día llegó. Ayer hice la temida llamada telefónica para pedir la cita y ¡Oh, sorpresa!, me dieron la cita para hoy, sólo un día después de haberla pedido. Me sentí realmente bien por haberme cambiado de EPS en primer lugar. Luego, a las 5:00 pm recibí una llamada a mi celular de un joven muy amable que llamaba de Coomeva EPS a confirmar mi cita médica. Quise morir de emoción, me sentí como una princesa, que alguien me llamara en ese tono tan amable a recordarme mi cita médica? Eso en mis 3 intentos de citas en Sanitas EPS, nunca sucedió.

Así que esta mañana, muy puntual (15 minutos antes de la cita como me dijo aquel amable joven en su llamada), luego de dejar a mi hija en el colegio, me dirigía cumplir la cita. Iba muy esperanzada hasta que llegué y “AUXILIOOOOO”, fue lo primero que pensé al ver tal cantidad de gente, unos de pie y otros sentados, con niños en brazos o revoloteando por allí, todos esperando una atención. Me sentí intimidada, como primípara universitaria, asustada como un corderito perdido en plena noche de luna llena. Oh, por Dios. Sentí que la gente me miraba como bicho raro, en pocas palabras, me sentí discriminada. Será acaso que uno no se puede vestir y ver bien para ir a una cita médica porque los demás pensarán que eres indigno de estar allá? Gracias a los cielos alcancé a divisar una cara amiga. Una de esas personas que conociste alguna vez, que poco trataste y de la que ni siquiera recuerdas su nombre pero que en ese momento se convierte en tu mejor amiga, qué digo amiga, hace las veces de hada madrina. Creo que ella notó la angustia en mis ojos porque me sonrió y me hizo señas, inclinando su cabeza, de que la siguiera. La saludé como si apenas ayer hubiéramos estado departiendo y dejé salir mi taco: “es mi primera vez aquí, me cambié de EPS y no sé qué debo hacer”. Ella me preguntó si ya tenía cita, a lo que dije que sí. Me dijo que me parara en un mostrador donde atienden las más admirables señoras que he podido ver hoy. Que simplemente me acercara para que me dieran la ficha y confirmaran mi asistencia, así, sin filas y que luego me sentara a esperar. En ese momento la llamaron a ella a consulta y se despidió. Aún sigo sin recordar su nombre.

Sobre las señoras que fichan tu cita, he de decir que son una especia en vía de extinción. Tan amables, tan tranquilas, tan pacientes que no se sobresaltan por el gentío y el bullicio que las rodea. Seres de luz, definitivamente. Me dieron mi ficha, me pidieron que me sentara y esperara mi llamado. Me preocupaba un poco el tema de no escuchar mi nombre con tanto ruido al rededor, así que no me senté y me paré junto a una puerta de la que entraba y salía gente constantemente. Mientras tanto, revisaba mi cuenta en twitter, @mariajuanadas, como este blog y pensaba, “qué hacía la gente antes mientras esperaba una cita médica?” y quise besar mi smartphone. Luego, antes de terminar de escribir un tercer tuit, escuché mi nombre y la indicación de pasar al consultorio # 4. Eso hizo renovar la confianza en esta EPS.

Pasé a consulta y me atendió un médico muy amable, de apellido Soto, uno como pocos, que se tomó el tiempo de escuchar todas mis quejas y hasta mis apreciaciones. Luego me hizo un chequeo de rutina, el que incluye fonendo, la respiración profunda, toma de presión y demás. Luego me dio la mano, en gesto de despedida y me dijo que esperara fuera las órdenes de exámenes… yo quedé, plop! Otra vez salir a toparme con las miradas discriminatorias y llenas de rabia de quienes esperan una cita? Acaso yo les quité el turno de la cita? A mi también me descuentan de mi sueldo para pagar la salud, así que no me miren con esos ojos! Y así, llena de confianza, salí. Me dirigí de nuevo, sin hacer fila, donde la amable señora de “citas” a pedir mis exámenes y ella sólo me entregó una ficha. Será que mi actitud sobradora de entonces la molestó? Luego, al ver mi cara de angustia de nuevo, me dijo: “bien pueda siéntese que cuando tenga sus órdenes de exámenes la llamo. Conserve ese número”. Volví a respirar tranquila, no estaba sola en eso.

Esta vez sí me senté, pero para desgracia mía, lo hice al lado de una de esas señoras que le ponen charla a todo el que se le arrime. ¡Qué dolor de cabeza! Bueno, digamos que fui amable con ella, al menos no me estaba mirando raro. Fue una laaaaarga espera junto a la señora que ya tiene una hija de casi 13 y el bebé que tenía cargado de sólo 1 año a quien había llevado a vacunar. Sólo le hice un comentario, sólo uno, el de la diferencia de edades entre sus dos hijos, para que después no parara de hablar. Me contó que se había separado de su esposo cuando la niña tenía 6 años porque le había sido infiel y que después de 5 años lo “volvió” a perdonar (ahí están pintadas) y quedó embarazada del bebé, de quien tampoco recuerdo su nombre. #NotaMental, si no quiere que le hablen, no comente, no pregunte.

Luego de unos 30 minutos me llamaron de nuevo, C20. Ya no era una persona, sino un número. Me acerqué y me dijeron que para los exámenes de laboratorio no necesitaba cita, que me arrimara de una vez si estaba en ayunas. Arrimarme? Meterme en medio de esa nube de gente iracunda? #AiTonSincsou. Que para el otro examen, sí debía pedir cita, en el edificio de la esquina, así que decidí que los exámenes de laboratorio me los programaría para la misma fecha de la “Ultrasonografía de Tejidos Blandos en las Extremidades Inferiores con Transductor de 7 Mhz o +” y me sentí parte del “cast” de Matrix. Allá me recibió otra jovencita quien al ver mi orden médica, respondió “esas citas ya están para abril” y con cara de “usted verá” a lo que yo respondí, “claro, como usted diga” al tiempo que le sonreía. Pensé que si era amable con ella, tal vez me metía en una cita que alguien cancele. En fin, mi cita quedó para el 8 de abril a las 10:00 am, muy lejos para hacerme los exámenes de laboratorio que me realizaré en los próximos días, eso sí, luego de mentalizarme en que es un proceso demorado, ensordecedor y furioso, por el tipo de personas que a esa hora, de madrugada y con miles de cosas que hacer, como yo, tengan que hacer un alto en el camino para revisar su salud. 

Y finalmente, una vez pasado por todo esto, debo decir que esperaba que fuera peor, según todo lo que he escuchado o leído. Tal vez sí tuve suerte y mis compañeras de oficina no se equivocaron al decir que Coomeva EPS “estaba bien”. Lamento que a muchos de ustedes no les haya sucedido como a mí, pero recuerden que esto no termina aquí… Esperen después del 8 de abril una segunda entrega de mis peripecias por el increíble sistema de salud del país del desangrado corazón. 

 

 

 

San Valentín? O no San Valentín?

Mientras unos dicen que es un “invento capitalista gringo”, (#Chavez&MaduroStyle), la historia nos muestra que en realidad existió un sacerdote católico romano llamado Valentín quien murió por órdenes de un emperador (el amargo Claudio) al no acatar sus órdenes de no celebrar matrimonios porque quería más soldados y menos jóvenes con familias que no entregaran su alma, vida y corazón al ejército. Valentín casaba en secreto a las parejas, por eso se ha popularizado como “El patrón de los enamorados” quien murió un 14 de febrero por allá en 1970, si wikipedia no me falla. 

Entonces, ¿se debe celebrar esta fecha en Colombia? Bueno, eso es decisión personal. Yo nunca lo he hecho, pero tanto amor ha terminado por contagiarme y hasta estoy pensando en conmemorar la fecha junto a mi esposo, con una tabla de quesos y una botella de vino tinto. Pero, shhh, no le digan que es sorpresa!

En mi caso, no hay problema y para “sustentar” de alguna manera mi decisión, aunque no tengo por qué hacerlo, les voy a exponer brevemente tres (3) puntos que pienso yo, no tienen discusión… (juzgue ud. si tengo o no tengo razón, pero hágalo suavecito por favor).

1. Es una tradición de la Iglesia Católica, así que “por derecho bautismal y de credo”, me cobija. 

2. Si se trata de celebrar el amor, que tanto nos falta por éstos días, qué de malo tiene?

3.  “Colombia exporta para la temporada de San Valentín, unos 500 millones de tallos en total, según cifras de 2013 de la Asociación de Exportadores Colombianos.” Fuente: http://www.portafolio.co/economia/colombia-miles-mujeres-preparan-ramos-san-valentin.

Y como sea, de acuerdo o no con la celebración, el tema da para encontrarse con “tuits” y comentarios que a razón de su creatividad me permito compartir por aquí para el disfrute del millón de seguidores de este blog!

@_DianAkane  “No disimulen, la soledad se les nota”

@julietasolincee “Cupido y yo hicimos un pacto de no agresión: él no me lanza flechas y yo no me le burlo de su pañal.Todos felices”.

@Amarango10  “Lo más lindo de San Valentín en este país es que las rosas son COLOMBIANAS” // Una colombiana en USA.

@LaGallego_  “A mi me parece más patético celebrar el día del “amor y la amistad” en un mes diferente al del resto del mundo, solo porque sí”

@julian_ojeda26  “Los que critican san valentin, son los mismos que se disfrazan en halloween… coherencia señores.”

‏@Rasputhink  “No celebran San Valentín porque es una festividad capitalista y extranjera pero celebran Navidad, Halloween y Semana santa”

@Sanlirope  “Feliz #SanValentín… Este año sí quiero… ¿Y qué?” // ◄—- lo pude haber escrito yo…

@Tuitere_sinjeta  “Tod@s echando madres de #SanValentin pero deseando a escondidas tener quién les regale al menos un corazón de papel”

@Pontifex_es  “Queridos jóvenes, no tengan miedo a casarse. Unidos en matrimonio fiel y fecundo, serán felices.”

@a_eunice “Amor es: ir ponchando con el cigarro los globos ajenos.

@FuriaMag ¡Feliz día de San Valentín! por: cinismoilustrado….

…imagen a continuación…

Imagen

 

Y, eso es todo… por ahora!

Gracias por el tiempo dejado aquí! En twitter soy @mariajuanadas  “Me contagia el amor de muchos y me repele la sufridera de otros… cada cual, cada cual!”

Raggamuffin

Ella es desconocida en este hemisferio, pero con la música que hace, dentro de poco la escucharemos más por aquí. (*Hace cachito*) Se llama Selah Sue, tiene 24 añitos, es de Bélgica y según los entendidos, combina perfectamente Soul + Reggae + R&B. Si no la conocen, se las presento. Yo no sé mucho de música, sólo que hay canciones y artistas que me gustan y esta es una de ellas. Que la disfruten!

¡¡¡COEXIST!!!

A propósito del “escándalo” que se ha mediatizado en Colombia que involucra a una iglesia y a un partido político y que ya parece más una “casería de brujas” en redes sociales como twitter donde muchos (me incluyo) nos hemos burlado y nos creemos los jueces y dueños de la verdad, he decidido hacer públicas mis disculpas, no hacia los fundadores de dicha iglesia, sino ante los fieles y creyentes que han acudido a ella convencidos de los fundamentos de la iglesia y quienes en últimas lo que buscan es acercarse a Dios como todos los que somos creyentes y practicantes de una u otra religión. Me disculpo porque siempre se me olvida que lo primordial es que, sin importar el credo, nos volvamos más humanos y nos acerquemos a Dios.

Tengo algunos amigos a quienes les tengo especial cariño y otros conocidos, que se congregan en dicha iglesia y a quienes les debo total respeto hacia sus creencias. No soy yo alguien superior a ellos para hacer mofa de sus creencias ni de sus personas y nadie, absolutamente nadie, debería ser objeto de chanzas y juicios emitidos por los demás. A ellos, a quienes por obvias razones les duele ser víctimas de la burla de otros (incluida yo), mis disculpas. Yo, como Cristiana Católica, también he soportado como ustedes las burlas, comentarios malsanos y malintencionados de muchos que critican mi iglesia por los muchos errores humanos que  a diario cometemos quienes trabajan para ella y nosotros sus fieles.  Y hacia esto debo decir que sólo hay un Dios, por eso el resto de los mortales nos equivocamos.

Como lo aprendí de otra de mis grandes amigas, todo se resume en COEXISTIR! Respetemos nuestras diferencias, no nos ataquemos, seamos buenas personas, seamos buenos seres humanos.

Y como dice mi esposo, “Qué hemos aprendido de las redes sociales? Que de política y de religión no se habla”. Y más allá de las redes sociales, pienso que lo que debemos hacer es respetar nuestra individualidad.

Una vez más me disculpo si por un comentario que hice en redes sociales, lastimé a algún amigo. Finalizando este post, buscaré el tuit, lo eliminaré y me disculparé con ellos.

Les comparto esta imagen que ya usé una vez en mi post, para pedir  lo mismo, respeto, en épocas en que la iglesia Católica estaba siendo atacada por sus celebraciones de Semana Santa.

ImagenI

#GraciasAllaArriba

GRACIAS, es todo lo que se me ocurre escribir al iniciar este post en el último día del año. Como lo digo yo #GraciasAllaArriba por todo, por las tristezas y por las alegrías, por la salud, por el amor, por mi familia, por las amigas, por el trabajo que nos permite conseguir el pan de cada día. Y es que al decir GRACIAS dejo de pensar en lo que no tengo y quisiera y sí en todo lo que la vida me ha dado. Una hija maravillosa, un esposo amoroso, el mejor papá del mundo, una mamá sin igual, dos hermanos que aún en la distancia tengo cerca muy cerca en mi corazón, tres sobrinas todas lejos y a quienes espero disfrutar en un nuevo año. Por toda mi familia, por todos mis amigos y hasta por los que no son tan amigos, por todos, #GraciasAllaArriba ♥ Al ser agradecido te das cuenta de todo lo que tienes y de que en verdad no te hace falta más para ser feliz. Hoy puedo decir con sinceridad y de corazón: Gracias Dios, por tanto y tanto; perdóname Señor, por tanto y tanto. Te suplico Padre del cielo que en 2014 “no permitas que me aparte de ti”.

gracias

 

P.D. Gracias Dios, por haberme permitido ser parte de la vida de esos dos seres tan especiales para mi y que ahora disfrutan de tu cielo y de tu vívida presencia… sus recuerdos perdurarán por siempre en mi corazón y en mis oraciones.

*Gracias 2013… Sorpréndeme 2014*

 

 

Sorpresa Viajera!

Por cosas como ésta es que AMO la Navidad… Y no me refiero sólo a los regalos, aunque claro, que nota pedir y que te den algo así no más, me refiero al espíritu del compartir y de sentirnos felices por los demás! Oh, blanca navidad (aunque en mi país no nieve) cuánto te amo!!!
*A propósito, se dice “nieve” o “neve” al conjugar la acción? #PreguntasYahoo :S

La mejor etapa de mi vida

Me pasó hace poco, al aproximarse la fecha de mi matrimonio, que la gente que se me acercaba, siempre lo hacía advirtiéndome sobre “lo difícil que es el matrimonio”. Creo que de 10 ó más personas, ninguna me dio “de primerazo”, las impresiones positivas sobre el matrimonio. Me pregunto yo, será que ellos se casaron mal? o, les ha ido muy mal? o, no estaban seguros del paso que estaban dando? o, se casaron porque “le tocó”, o porque “si no me caso ahora me deja el tren”?

En mi caso, en nuestro caso, nos casamos después de una relación de 1 año, 5 meses y 17 días donde predominó la tranquilidad. La tranquilidad de estar en una relación sin celos, sin peleas, sin mayores dramas a los que arma una mujer cuando sus hormonas se alborotan cada 28 días más o menos. Nos casamos enamorados, convencidos y seguros del paso que estábamos dando y con muchas expectativas por nuestros nuevos “títulos” (esposa de, esposo de) y en este momento, aunque llevamos muy pocos días como esposos y una terrible gripa que estoy padeciendo, nos ha encantado eso de compartir el día a día. Yo no sé, muchos dirán que así es al principio, pero yo les diré que es nuestra elección el procurar que nuestra convivencia sea tan agradable (para nosotros) como lo fue nuestro noviazgo. Que va a haber problemas? Puede que sí, somos humanos, pero me llena de tranquilidad saber que nuestro compromiso es tan fuerte como el metal de nuestras argollas.

Imagen

P:D: Malov, si me lees, aunque sé que siempre lo haces, quiero decirte GRACIAS por escogerme como tu esposa ♥ Continue reading